¿Cómo hacer un Informe Psicológico Forense? [+Modelo Oficial de Informe]

como hacer un informe psicologico forense

¿Cómo se hace un informe psicológico forense? ¿Qué partes debe tener un informe psicológico forense? ¿Qué requisitos debe reunir un psicólogo forense para hacer el informe? ¿Qué tipos de peritos psicólogos existen? ¿Qué tipos de informes psicológicos forenses existen? ¿Qué funciones tiene el psicólogo en el área judicial? ¿Cómo se debe redactar el informe psicológico forense? ¿Qué estructura debe tener un informe psicológico forense que cumpla con los estándares?


A lo largo de los años la Psicología Jurídica ha recibido diferentes denominaciones destacando: Psicología Forense, Psicología del Derecho, Psicología Judicial o Psicología Criminológica. A pesar de que hoy en día siguen utilizándose diferentes denominaciones, el término más extendido es el de Psicología Jurídica.

Según el COP, la configuración de la Psicología Jurídica se fundamenta como una especialidad que desenvuelve un amplio y específico ámbito entre las relaciones del mundo del Derecho y la Psicología tanto en su vertiente teórica, explicativa y de investigación, como en la aplicación, evaluación y tratamiento.

1. ¿Qué es el Peritaje Psicológico?

Nos referimos a dictamen psicológico judicial o peritaje psicológico como el conjunto de conocimientos psicológicos vertidos en un asunto de carácter judicial.

El razonamiento de la existencia de las periciales en Derecho se encuentra recogido en las respectivas leyes de enjuiciamiento civil o criminal y se basa en la asunción de que el juez solicita un auxilio de forma que pueda así tomar la mejor decisión en cuanto a unos hechos.

2. El Psicólogo como Perito Forense y su labor Judicial

Un perito es aquel que es llamado por el juez al proceso para aportar un dictamen, mientras que un testigo-perito es aquel profesional que no habiendo recibido tal encargo, es llamado a la vista oral en calidad de perito en función de su relación profesional con la víctima, testigo o acusado.

2.1. Tipos de Psicólogo Perito

Ahora bien, aclaremos mejor los dos tipos de intervenciones que puede hacer un psicólogo en el ámbito judicial. En ambos casos, puede desarrollar un informe psicológico forense:

  1. Intervención como testigo: la intervención del Psicólogo dependerá de la voluntad de alguna de las partes o del Juez. Si bien es necesario puntualizar que siempre dependerá en última instancia del Juez la inclusión o no de una persona en calidad de testigo.
  2. Intervención como perito: el Psicólogo emite un juicio o valoración sobre un hecho, persona o situación de acuerdo a un examen realizado. A partir de éste efectuará determinadas deducciones que expondrá en forma de conclusiones como respuesta a aquellos puntos de litigio por los cuales fue consultado. Por tanto, esta actuación abarca la evaluación, el posterior informe escrito y su intervención en la sala de Justicia.

Hoy en día, podemos encontrar Psicólogos actuando como peritos en diferentes áreas de intervención en los Tribunales: Psicólogos de familia, Psicólogos de las Clínicas médico forenses, Psicólogos infanto-juveniles, Psicólogos de vigilancia penitenciaria, Psicólogos en asistencia a víctimas, etc.

3. Tipos de Informes Psicológicos Forenses

Es fundamental diferenciar dos tipos de informes: por una parte, el informe que el Psicólogo presenta ante el Tribunal puede ser pericial, es decir, aquel que elabora el perito tras el nombramiento del Juez (por iniciativa propia o a petición de una de las dos partes); por otra parte, puede ser documental, es decir, el caso del Psicólogo que acude como testigo aportando un documento a la causa.

Expuesto todo lo anterior, podemos aventurar que se regula un doble sistema de prueba pericial:

  1. Dictamen pericial de parte: es aportado por las partes con los escritos alegatorios, o en su caso en la audiencia previa o antes del juicio. No es un dictamen contradictorio, aun cuando se pueda contradecir, es decir, la parte que lo presenta es soberana para determinar el objeto del mismo; pero se debe aclarar que sí se pueden contradecir los resultados obtenidos por el perito de la parte contraria ya que además puede presentar a su vez un dictamen contradictorio.
  2. Dictamen pericial judicial: se lleva a cabo tras el nombramiento del perito por parte del Juez. En este caso, este dictamen sí es contradictorio ya que en él se dictamina sobre aquellos puntos que ambas partes decidan y sean aceptados por el órgano judicial, aunque es necesario señalar que en el acto del juicio no cabe contradicción por permitirse tan solo la presencia del perito en el proceso, lo cual facilita la mejor comprensión y valoración del mismo. Las partes no tienen por qué aceptar la tesis mantenida por el perito encargado, sino que pueden contradecirlo con otro posterior o coetáneo.

Cabe señalar que el informe pericial no es vinculante para el Tribunal, es decir, el Juez lo tiene en cuenta para tomar sus decisiones pero no está obligado a sujetarse a dicho informe.

4. Características Profesionales de los Peritos Psicólogos

Los Psicólogos que actúen como peritos deben disponer de unos conocimientos técnicos en el sentido más amplio de la palabra. Es muy importante que un profesional de la evaluación, investigación y análisis disponga de un conocimiento profundo así como también un amplio dominio de las metodologías, técnicas e instrumentos que puede utilizar en el ámbito forense. Debe saber reconocer las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas y seleccionarlas de forma adecuada para poder utilizarlas en cada caso único y concreto, teniendo en cuenta los objetivos planteados así como los fines previstos.

A lo anterior se añade la necesidad de una buena capacidad expresión tanto escrita como oral.

Por una parte, el perito deberá contar con cierta facilidad a la hora de redactar y plasmar los resultados de los estudios y análisis realizados en sus escritos, siendo esta información clara y precisa de modo que su comprensión y entendimiento resulte fácil (debe ser comprensible e inteligible para la persona a la que va dirigido).

Por otra parte, además de las entrevistas que deberá llevar a cabo con diferentes personas a lo largo del proceso, es fundamental contar con una buena capacidad de expresión oral pues es una práctica habitual la presentación total de las conclusiones del estudio a quienes lo hayan solicitado, explicando así los resultados obtenidos y que han sido plasmados en el informe escrito previamente.

5. ¿Cómo hacer un Informe Psicológico Forense?

El informe pericial psicológico, sea cual sea el Tribunal para el que es encargado y el objetivo que busca, sigue una serie de pasos a tener muy en cuenta: la formulación de un problema (según la demanda del Juez o Tribunal), la evaluación del problema (estudio de toda la documentación), la formulación de hipótesis (en función de los datos obtenidos), la validación de hipótesis (consiste en centrarse en aquella información que tenemos disponible y es verificable), la valoración de resultados y finalmente la comunicación de los mismos (el informe y la ratificación).

Es ineludible señalar que este informe debe ser replicable, es decir, todas las actuaciones realizadas deben constar en el apartado de exposición de la metodología utilizada, pues ante todo es un documento científico.

Además, conviene hacer constar el hecho de que las conclusiones extraídas no son extrapolables a otras situaciones en que las variables presentes cambien o tengan otros fines que no sean los establecidos por el Juez en la propia pericial.

Ahora bien, siguiendo las pautas aconsejadas por el Consejo General de COPs de España, este informe constará de las siguientes partes diferenciadas:

  • Título: “Informe Psicológico Forense”.
  • Presentación y Subtítulos.
  • Objeto
  • Metodología
  • Antecedentes
  • Resultados
  • Conclusiones
  • Lugar, fecha y firma

6. ¿Cómo Redactar un Informe Psicológico Forense?

El informe psicológico forense debe cumplir una serie de criterios fundamentales entre los cuales destacan los siguientes:

  • Este informe debe responder al pedido subyacente a la evaluación, es decir, centrarse en aquellos puntos que son de interés, no siendo necesario incluir todas las observaciones psicológicas realizadas.
  • Debe ser un documento útil, relevante e informativo.
  • Debe tener una extensión razonable, es decir, no debe ser excesiva pero sí suficiente según los objetivos y el contenido.
  • Debe ser preciso y riguroso, tal es así que no serán aceptados datos que no sean sólidos u opiniones que no estén bien fundamentadas con datos. El perito no debe incurrir en el error de relatar los hechos según se los ha comunicado previamente el imputado ya que en este caso se colocaría en la posición de testigo, perdiendo por lo tanto la cualidad pericial.
  • Debe ser explícito, indicando cuáles son las fuentes de información utilizadas; e inteligible para el destinatario del mismo, es decir, hacer uso de un lenguaje sencillo.
  • Por último, y no menos importante, debe ser defendible. Para ello es imprescindible que las conclusiones estén apoyadas en datos objetivos pues de esta forma se evita que el informe escrito pueda convertirse en un instrumento de descrédito para el Psicólogo o que sea objeto de un serio cuestionamiento por parte de los abogados.

Además de lo anterior, se ha de tener en consideración una serie de pautas, que incluyen recomendaciones de redacción, conforme a la normativa deontológica (Consejo General de COPs de España):

El/la Psicólogo/a debe rechazar llevar a cabo la prestación de sus servicios cuando haya certeza de que puedan ser mal utilizados o utilizados en contra de los legítimos intereses de las personas, los grupos, las instituciones y las comunidades. (Art. 24º C.D.).

Los informes psicológicos habrán de ser claros, precisos, rigurosos e inteligibles para su destinatario. Deberán expresar su alcance y limitaciones, el grado de certidumbre que acerca de sus varios contenidos posea el informante, su carácter actual o temporal. (Art. 48º C.D.). 

Habrá de ser sumamente cauto, prudente y crítico, frente a nociones que fácilmente degeneran en etiquetas devaluadoras y discriminatorias, del género de normal/anormal, adaptado/inadaptado, o inteligente/deficiente. (Art.12, C.D.).

Sin perjuicio de la crítica científica que estime oportuna, en el ejercicio de la profesión, el/la Psicólogo/a no desacreditará a colegas u otros profesionales que trabajan con sus mismos o diferentes métodos, y tratará con respeto a las escuelas y tipos de intervención que gozan de credibilidad científica y profesional. (Art. 22º C.D.).

7. ¿Qué debe hacer un Psicólogo en la Sala de Justicia?

La actuación del Psicólogo como perito en la Sala de Justicia se concreta en los siguientes puntos destacables:

  1. Prestar juramento o promesa de desempeñar bien y fielmente el cargo de perito que ha sido encomendado.
  2. Ratificación del informe presentado por escrito.
  3. Exposición del informe oral dando respuesta a la parte que lo ha propuesto (Fiscal, Acusación o Abogado de la defensa) y después a las de la otra parte. Finalmente será el Juez quien pueda pedir alguna aclaración.

El perito siempre debe optar por centrar su discurso sobre la base de la objetividad y la coherencia. Previamente ha debido de estudiar el informe y expediente, memorizando aquellos puntos que considere más relevantes. No debe titubear, sino mostrar confianza y tranquilidad (hablando ni muy alto ni muy bajo, demostrando una vocalización buena). Debe saber que a veces los abogados intentan que el perito realice juicios sobre la marcha, por ello es conveniente que tenga presente no opinar sobre aquello que no ha visto o desconoce.

En el caso de que la vista oral sea ante un jurado, las características serán las mismas que ante cualquier otro Tribunal, si bien dada la dinámica del jurado se exigen ciertas recomendaciones adicionales, aunque esta cuestión merece un abordaje más amplio.

Finalmente, cabe recordar que en su actuación, un perito nunca debe omitir, distorsionar y/o faltar a la verdad, falseando conscientemente los procedimientos, resultados o conclusiones de la peritación llevada a cabo.


¿Tienes alguna pregunta, alguna duda, sugerencia o hay algo que no haya incluido en este artículo y no entiendes cómo se me ha podido olvidar? Deja un comentario en este mismo post y te responderemos cuanto antes.

Si te ha gustado este artículo, te agradeceríamos que lo compartieses en las redes sociales con tus colegas psicólog@s. Gracias de antemano 🙂

Lectura Recomendada

Acerca de Vanessa Viqueira

Soy Vanessa Viqueira, Psicóloga (Nº Col. O-02384) y Criminóloga (Nº Col. M-99). Actualmente trabajo en mi Despacho de Psicología y Criminología en Avilés (Asturias). Dispongo de experiencia en el ámbito de la Psicología Forense (Juzgados de lo Penal), lo cual me ha permitido conocer a fondo esa parte tan oscura del ser humano y a la vez, en muchas ocasiones, tan peligrosa. Además, también me dedico a la educación y formación, soy autora de varios cursos de formación e-learning en la plataforma ADR Formación y de varios libros para la editorial Paraninfo. Actualmente también estoy inmersa en varios proyectos respectivamente.

Visita mi Web
Please wait...

Blog sobre Emprendimiento, Práctica Clínica y Marketing Digital para Psicólogos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *