Cómo Trabajar con las Fortalezas Personales en Consulta [+ Miniguía de Fortalezas]

cómo trabajar con las fortalezas personales en consulta

¿Qué son las fortalezas personales? ¿Cómo se pueden aplicar en el trabajo diario de un profesional de la psicología? En este artículo descubrirás cómo utilizar las fortalezas personales de la Psicología Positiva en la consulta. Así, verás cómo surgen, cuáles son las principales fortalezas y cómo podrás aprovecharlas al máximo para integrarlas en la terapia.


Hace años la Psicología Positiva empezó a fascinarme y como poco ha doblado mis recursos terapéuticos. Agradezco que Jorge me haya invitado a participar en el blog para profundizar en el tema.

Boli, papel, algo de beber al lado, ¡y vamos a por ello!

Quiero empezar poniéndote en el contexto de esta moderna manera de entender la Psicología, la Psicología Positiva. Se trata de una rama de la psicología que promueve una forma de estudiar la naturaleza humana basada en las fortalezas, más que en las patologías y disfuncionalidades.

Puedes saber más sobre este tema visitando el blog de psicología positiva de Antoni Martínez.

Antecedentes de la Psicología Positiva y de las Fortalezas Personales

Has de saber que este enfoque centrado en las fortalezas personales, ha constituido una verdadera revolución en la forma de abordar la personalidad humana. También marca distancia con el enfoque de la psicología tradicional, orientada más en los problemas humanos y en cómo resolverlos, en manejar las debilidades, en curar lo disfuncional…

Y no sólo en nosotros como profesionales, también en la forma de tratar con nuestros clientes.

En este sentido cabe destacar que no existe la bipolaridad Psicología Positiva / Psicología Negativa (término que no existe, ¡por suerte!) si no entre la postura tradicional y este nuevo enfoque, que recoge diferentes perspectivas y maneras de entender la psicología bajo un término común.

Recordarás de la carrera y/o masters posteriores, el énfasis en lo patológico, tan necesario en la evolución de nuestra disciplina, pero que ha provocando el olvido del lado positivo del ser humano, dejando una visión sombría y pesimista de la naturaleza y comportamiento humano, que en algunas corrientes de la propia Psicología (por ejemplo, el Psicoanálisis en algunas de sus vertientes) se hacía bastante palpable.

Igualmente, en el conductismo primerizo, más que en la visión “oscura” se hacía hincapié en los estímulos y en las respuestas, a modo de un primer enfoque científico necesario para la correcta comprensión de la psique humana.

Había mucho por hacer y mucho que avanzar en la evaluación y tratamiento de la psicopatología. Cierto es que en este periodo también surgieron corrientes como la Psicología Humanista, que precisamente se centraba en las emociones, consideradas desde un punto de vista científico, las positivas incluidas.

Hoy día la psicoterapia (también la psiquiatría) dispone de terapias, técnicas y fármacos que en algunos pocos casos “curan” (en el sentido de eliminar el trastorno y la enfermedad), en bastantes alivian (mejoran los síntomas) y en algunos otros, como poco, no son perjudiciales o no tienen efectos secundarios para la persona.

¿Por qué introducir el trabajo con las fortalezas personales en la terapia?

  • Para mejorar la calidad de tus intervenciones. En el caso de querer aumentar la eficacia de estas, por ejemplo en casos complicados.

  • Con el fin de estimular el crecimiento personal de tus consultantes. No sólo mejorarás lo negativo, si no que podemos enfocar tu intervención en el desarrollo personal de las personas que atiendas.

  • Como estrategia de prevención de recaídas, como en el caso de personas con depresión.

  • Para prevenir. Estimular las fortalezas nos permite anticipar y corregir problemas posteriores, en tanto que estarás incidiendo en aquello mejor funciona en cada persona.

  • Porque este tipo de intervención positiva es compatible con otros modelos o intervenciones, especialmente pega bien con aquellos de tercera generación.

Las Fortalezas Personales

En pleno nacimiento de la Psicología Positiva los psicólogos Martín Seligman y Chris Peterson se preguntaron:

¿Por qué si existe una clasificación de los trastornos mentales, no lo hay de las fortalezas humanas?

A tal efecto decidieron proponer un esquema de clasificación de las virtudes y fortalezas para facilitar la creación de estrategias de evaluación.

¿Puede este nuevo paradigma ser compatible con la clasificación de los trastornos mentales? Sí. Porque bajo esta nueva visión, el hombre, agobiado por trastornos, malestares, problemas y vacío existencial, es visto también en su lado positivo: con la potencialidad de construir fortalezas y virtudes, entendidas éstas como rasgos positivos de la personalidad.

Cuando se hayan desarrollado patologías, de hecho, igualmente disponemos de su clasificación y líneas de intervención terapéuticas.

Para Seligman y Perterson el concepto de “virtud o fortaleza” hace referencia a aquellas capacidades que pueden adquirirse a través de la voluntad, los cuales representan rasgos positivos de la personalidad. Las fortalezas constituyen el principio fundamental de la condición humana y una actividad congruente con ellas representa un importante camino hacia una vida psicológica óptima.

¿Qué son las Fortalezas Personales?

Las fortalezas personales son los aspectos psicológicos que definen las virtudes, aquellas formas identificables en las que se manifiesta una virtud. Los hábitos específicos llevan a una persona a manifestar una fortaleza en una situación concreta.

Al hilo de lo anterior, el optimismo se puede aprender, por ejemplo.

Del mismo modo, también se puede aprender a ser una persona que valora el buen desempeño de los demás, a tener un sentido del humor ágil y vibrante y a incorporar un lado espiritual a nuestra personalidad ¿Suena bien a la hora de trabajar en la consulta, verdad?

La Clasificación de las Fortalezas Personales

Dentro del contexto de la psicología positiva existe una clasificación presentada en el manual Character Strengths and Virtues: A Handbook and Classification, elaborado por Peterson y Seligman (2004).

Es fascinante el proceso que abarcó la investigación de los valores más reconocidos de la humanidad por todas las culturas, recogida en los principales textos religiosos y filosóficos, que incluye la filosofía griega, la Biblia, el Talmud, el Corán, la filosofía oriental, entre otros.

Así, este fue el procedimiento empleado, aprovechar todo el saber acumulado por la historia de la humanidad, culturas diferentes, lugares diferentes, momentos históricos distintos…

En algunos casos se podría pensar que estas virtudes o fortalezas podrían diferir o chocar irremediablemente, sin embargo, encontraron notables coincidencias. Parecía haber patrones comunes y no sólo eso, similitudes en diferentes familias o grupos de virtudes.

Así, esta investigación arrojó como resultado el descubrimiento de que en todas esas fuentes se valoran seis virtudes esenciales que conforman veinticuatro “fortalezas del carácter”. Como consecuencia lógica, dado su trabajo de investigación y académico, Martin Seligman y Christopher Peterson diseñaron un instrumento de medida de las fortalezas humanas, basándose en una clasificación de los recursos positivos del individuo.

El Inventario de Fortalezas (VIA)

El Inventario de fortalezas (VIA) es un cuestionario de 240 ítems con 5 posibles respuestas cada uno, que mide el grado en que un individuo posee cada una de las 24 fortalezas y virtudes que han sido desarrolladas por el Values in Action Institute bajo la dirección de Seligman y Peterson.

Las 24 fortalezas que mide el VIA, y a partir de las cuales se ha realizado el manual de clasificación Character Strengths and Virtues, se agrupan en 6 categorías: sabiduría y conocimiento, coraje, humanidad, justicia, moderación (templanza) y trascendencia, las cuales se detallan a continuación:

trabajar fortalezas personales en consulta

Cómo Trabajar con las Fortalezas Personales en consulta

1. Exploración de las Fortalezas Personales con tu Paciente

Lo primero que te recomiendo hacer es un trabajo de exploración de las fortalezas con tu cliente. Es decir, no entrar en un primer momento en medir las fortalezas de manera cuantitativa, si no a explorarlas conjuntamente. Se trata de que empiece a sacar recursos por si mismo.

Es decir, pregúntale a la persona.

Va a ser difícil que te conteste claramente cuáles son sus fortalezas. Pero podéis empezar con una serie de preguntas exploratorias:

  • ¿Qué se te da bien hacer?
  • ¿Qué tipo de habilidades disfrutas poniendo en práctica?
  • ¿Cómo te describen los demás?
  • ¿Hay algún adjetivo que los demás utilicen a menudo para referirse a ti?
  • Si tuvieras que decir tres cualidades buenas que posees, ¿cuáles dirías?

Aquí puedes ayudarle. Es decir, si tiene dificultades en responder a alguna de esas preguntas puedes ayudarle a explorar las respuestas. Esto será especialmente relevante en personas deprimidas, poco dadas a la introspección o con la autoestima baja.

Además, en el proceso de ir sacando esas primeras virtudes, irán saliendo más a medida que abra el foco.

Incluso podemos proponerle algún ejercicio del tipo:

“Preguntale a tres personas que conozcas acerca de tres de tus mejores rasgos”.

Siempre cosas positivas y reforzando que no le de miedo preguntar, que después se alegrará de haberlo hecho. Esto nos dará mucha información, y además será motivante para la persona.

2. Medición con el cuestionario VIA

La forma más sencilla de acceder a las respuestas de este cuestionario es mediante la web Authentic Happines. Allí se puede responder el cuestionario en línea, se guardan los resultados y además podemos acceder a un montón de cuestionarios más. Para ello:

  1. Accedemos a la web de Authentic Happiness.
  2. Cambiamos el idioma al castellano arriba a la derecha en Select language”.
  3. Vamos al menú de arriba a “Inicio de sesión” y luego en “Registro”. Debemos registrarnos con nombre y email, o introducir los datos si ya estamos registrados.
  4. Ya podemos hacer el cuestionario. Ello lo haremos en la columna central donde pone Cuestionarios, seleccionando el Cuestionario VIA de fortalezas personales.

El test es muy completo y se contesta en unos 20-30 minutos, por lo que puede ser interesante hacerlo en casa. Incluso haciendo alguna pausa, eso sí, al acabar el proceso ¡recuerda grabar los resultados en la web!

3. Trabajo con los resultados

Lo primero que has de hacer es analizar los resultados. El test nos ofrece ordenadas las 24 fortalezas de más presentes a menos presentes, de forma ordinal, destacando además las cinco primeras.

Lo primero que debes tener en cuenta:

¿la persona se ve reflejada en los resultados?

Muy probablemente sí.

Empieza por fijarte en las cinco fortalezas más reseñables en la persona, puesto que son estas fortalezas más salientes en las que vamos a incidir.

Lo que debes hacer es fijarte en esas y hacerlas aún más fuertes, más presentes, más potentes. Son las mejores virtudes que tiene la persona y será importante que las potencies por todas las razones que te enumeré más arriba.

Queremos que esto sea algo aún más permanente en la persona, y que sus partes más luminosas destaquen.

¿Que sucede con las fortalezas personales que han salido de últimas?

Inevitablemente la persona las va a mencionar. Aquí debes incidir en que la intervención primera no va a recaer en ellas. Esto puede ser interesante para más adelante, y en base a tu juicio terapéutico.

4. ¿Cómo puedes potenciar las Fortalezas?

Bien, aquí has de seguir un proceso similar al que llevaste a cabo encontrándolas. Pongamos por caso que la fortaleza “Capacidad de amar y ser amado” es la principal que le sale a tu paciente y que quieres potenciarla. Vamos pues a explorar, conjuntamente, de qué maneras podemos hacerla aún más fuerte.

¿En qué se manifiesta el que una persona sea capaz de amar? ¿Qué acciones en el día a día puede ir aparejadas a ello? ¿Qué hábitos saludables pueden ser coherentes con esa fortaleza? ¿Y respecto al ser amado?

Es fundamental que la persona no sea una espectadora pasiva de su desarrollo personal, sino la principal participante. Para ello has de buscar conjuntamente con tu paciente, estas maneras de enfatizar la fortaleza a modo de lluvia de ideas.

Tras ello, hay maneras ya ordenadas para hacerlo. Un documento muy interesante (en inglés) es el de 340 maneras de estimular las fortalezas personales, de los profesores Rashid y Anjun. Aquí encontrarás, para cada fortaleza, una descripción, materiales recomendados y al menos 10 formas de estimular las fortalezas.

Vamos a verlo en un caso concreto, para que aún quede más claro el procedimiento.

Ejemplo de un caso en el que se trabaja con las Fortalezas Personales

C. (varón, 42 años) acudió a la consulta por dificultades personales (relación de pareja conflictiva) y profesionales (mal ambiente laboral, discusiones y mal trato por parte de su superiora). Ambas circunstancias le habían llevado a una situación de baja autoestima, con un autoconcepto que había evolucionado a peor y a una depresión ligera. Paralelamente a ello, había dejado de hacer diferentes actividades que en el pasado le habían resultado muy gratificantes, como la pintura, el deporte al aire libre, así como restringir sus conexiones con amigos, lo cual había empeorado sus síntomas de tristeza y apatía.

La base de la intervención se basó en la terapia positiva contra la depresión así como en el trabajo con el documento de Rashid y Anjum sobre fortalezas personales. El proceso fue el siguiente:

  • Se administró el cuestionario online vía Authentic Happiness.
  • Se seleccionaron como objetivos de trabajo, fortalecer las cinco principales fortalezas en un primer momento y las cinco últimas posteriormente.
  • Se eligieron dos estrategias a desarrollar dentro de cada una de ellas.

Ejemplos:

Fortaleza: Capacidad de amar y ser amado.

Estrategias elegidas según se mencionan en el manual:

4. Reflexiona y aprecia acerca de las fortalezas de tus seres queridos.

19. Comienza un diario de gratitud familiar en el que cada cual escribe las cosas buenas que le pasaron durante el día.

Fortaleza: Vitalidad

Estrategias elegidas según se mencionan en el manual:

5. Piensa acerca de las maneras en que puedes realizar una tarea estimulante y con la que te quieras comprometer antes de empezarla.

10. Socializa de manera habitual con amigos que rían intensa y habitualmente.

Paralelamente, se simultaneó con las 14 sesiones de la psicoterapia positiva. En estas hay algunas de trabajo con las fortalezas personales. Se empezó con psicoeducación acerca de los conceptos principales de Psicología Positiva.

Estas sesiones también incluían habilidades sociales para hacer más fluidas las relaciones con su pareja y compañeros del trabajo (asertividad y empatía).

Tras 15 sesiones, donde todo el proceso fue completado, se dio el alta al consultante, que se encontraba significativamente mejor.

Algunas consideraciones finales sobre las Fortalezas Personales

El trabajo con las fortalezas personales no sólo es reconfortante para el cliente sino que también lo es para el terapeuta. Es fácil trabajar con ellas, es algo potente y se puede integrar con otras teorías o corrientes de la psicología.

Así, te animo a probar, y a que nos hagas llegar tus dudas, comentarios y experiencias al respecto ¡Un positivo abrazo!

Whitepaper sobre las Fortalezas Personales

Aquí tienes un Whitepaper sobre cómo trabajar con las fortalezas personales en consulta. Para descargar esta mini guía y acceder a todas las demás DESCARGAS GRATUITAS, pulsa sobre la imagen para suscribirte a Psiky. Si ya estás suscrito, accede al enlace que recibiste al suscribirte.

miniatura whitepaper trabajar con las fortalezas personales en consulta


¿Tienes alguna duda o sugerencia o hay alguna pregunta que no haya incluido en este artículo y no entiendes como se me ha podido olvidar? Déjame un comentario en este mismo post y te prometo que te responderé cuanto antes.

Si te ha gustado esta artículo te agradecería que la compartieras las redes sociales con tus colegas psicólog@s. Gracias de antemano 🙂

Lectura Recomendada

Acerca de Antoni Martínez

Antoni es Psicólogo general sanitario y director de PSicología en Positivo. Centra su trabajo profesional actual en la formación en Psicología Positiva, divulgación y terapia, así como en la creación de una red mundial en castellano en interesados en esta disciplina.

Visita mi Web
Rating: 5.0. From 1 vote.
Please wait...

Blog sobre Emprendimiento, Práctica Clínica y Marketing Digital para Psicólogos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *