Las Preguntas más habituales de un Paciente antes de acudir a Terapia contigo [y cómo responderlas]

imagen artículo preguntas de un paciente antes de la terapia

¿Sabes cuáles son las preguntas más habituales que un paciente puede hacerte antes de acudir a terapia contigo? ¿Sabrías cómo responder a las dudas más comunes de los pacientes y resolverlas para que finalmente acudan a tu consulta? En este artículo descubrirás cuáles son las cuestiones más comunes entre los pacientes y sobre todo, cómo responderlas de forma efectiva, para que finalmente acudan a tu consulta con la seguridad de que los atenderás de forma adecuada.


Antes de que un paciente decida acudir a terapia contigo tendrá que solventar algunas de sus dudas y tu labor como terapeuta consistirá en ayudarle a resolverlas con la mayor honestidad posible.

Si tu futuro paciente te está haciendo preguntas sobre las características de tu servicio, sobre las condiciones del mismo, sobre qué les ofrecerás y qué no, etc. es muy probable que esté considerando contratarte y por tanto, es importante que no pierdas tal oportunidad.

Pulsa en el enlace para ver otros artículos sobre la práctica clínica de la psicología.

Ten en cuenta que en muchos casos, esta será la primera toma de contacto con tu paciente y por tanto, será fundamental que sepas gestionar dicha situación, aprovechando para generar confianza y crear un primer vínculo terapéutico.

Las Preguntas más habituales de un Paciente antes de ir a Terapia

Las preguntas más habituales de los pacientes antes de ir a terapia tienen que ver la duración de la terapia, con el precio, con el lugar, con ellos mismos o con la terapia en si misma.

He elaborado una lista con las preguntas más comunes que mis pacientes me han hecho a lo largo de mis años haciendo terapia.

En cada pregunta he incluido una explicación de por qué el paciente te hace esa pregunta, el error más común que se suele cometer al responderla y lo que considero, en base a mi experiencia en terapia, la mejor respuesta o la respuesta más adecuada.

Es probable que existan muchas más y por eso, estaré encantado de que la compartas en los comentarios.

Vamos a por las preguntas.

Preguntas Sobre la Duración de la Terapia

1 | ¿Cuánto dura una sesión?

Las razón más habitual para que un paciente pregunte cuánto durará un sesión es porque quiere asegurarse de que tendrá el tiempo suficiente para hablar sobre sus problemas sin tener que preocuparse del tiempo.

También puede hacer esta pregunta en las siguientes situaciones:

  • Si es la primera vez que va a la consulta de un psicólogo y no sabe cuanto dura una sesión.
  • Si ya ha ido a terapia y quiere asegurarse de que, una vez en consulta, la sesión no durará menos de lo esperado.

Error Habitual ⇒ Marcar una duración fija para la sesión

Si marcas a tu paciente una duración determinada para la sesión, éste tenderá a sentirse agobiado y bajo presión, ya que tiene un espacio de tiempo concreto para exponer su caso.

Imagina lo siguiente: tienes que hacer una presentación en tu trabajo (o en clase, si aún estás estudiando) y aún habiéndola preparado mucho, te resulta imposible hacerla en menos de 25 minutos. Sin embargo, tu jefe (o profesor) te da un máximo de 15 minutos para llevarla a cabo. ¿Cómo te sentirías? Seguramente que con agobio, presión, muchos nervios, etc. A tu paciente, le ocurre lo mismo.

Solución ⇒ Ofrécele un intervalo temporal

Sin duda, la mejor respuesta posible en cuanto a la duración de las sesiones es ofrecer un intervalo de tiempo y con un margen suficiente.

Tu decides cuanto duran tus sesiones (20 minutos, 30 minutos, 45 minutos…), pero ten en cuanta que lo importante es que a tu paciente le ofrezcas una duración por intervalos.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Cuánto duran las sesiones?

Terapeuta: Las sesiones suelen durar entre 45 minutos y 1 hora y media, más o menos. A veces durarán 50 minutos y otras veces durarán 1 hora y media, dependiendo del tema que hablemos o de la importancia que tenga para la terapia. Lo que necesitemos. Así que no quiero que te preocupes por el reloj, preocúpate sólo de la terapia.

2 | ¿Cuánto dura la terapia?

En este caso, la principal razón por la que tu paciente querrá saber cuál es la duración de todo el proceso terapéutico tiene que ver con la consecución de objetivos y con el coste total de la terapia. Es decir, quieren asegurarse de que en algún momento se sentirán mejor y que “no les saldrá por un ojo de la cara”.

Es posible que en ocasiones te pregunten también por estas razones:

  • Si es la primera vez que acuden a terapia y no saben lo que dura un proceso.
  • Si han tenido una mala experiencia con otros terapeutas y quieren asegurarse de que no volverá a ocurrir.
  • Si ya saben lo que suele durar una terapia y quieren asegurarse de que eres de fiar y no les engañarás.

Error Habitual ⇒ Dar una respuesta o demasiado ambigua o demasiado concreta

Como sabrás, la psicología no es una ciencia exacta y por tanto, asegurarle a una persona que se “curará” o que se sentirá mejor con una seguridad absoluta es un gravísimo error. La mejoría en terapia depende de un gran número de factores, y entre ellos, de la motivación para el cambio que tenga tu paciente.

Por otro lado, ofrecerle una respuesta demasiado ambigua (por ejemplo: “no te puedo decir cuanto durará”) también sería un gran error. Más que nada porque si no respondes con claridad puede llegar a pensar que su terapia no se acabará nunca y eso tampoco es positivo.

Solución ⇒ Marca un intervalo temporal y deriva responsabilidad al paciente

En este caso, la solución pasa por establecer un intervalo temporal y a la vez derivar la responsabilidad de la mejora a tu paciente, además de recordarle que en el caso de necesitarlo, podrá añadir más sesiones.

Te lo explico con un ejemplo para que se entienda mejor:

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Y cuánto durará la terapia?

Terapeuta: Pues mira M., no te puedo asegurar cuanto durará exactamente la terapia porque eso depende de muchos factores, pero si que te diré que yo suelo hacer entre 5 y 10 sesiones de media, aunque en ocasiones, y en función del caso, se necesita alguna más. Por otro lado, esto también depende de ti, en el sentido de que cuanto más te impliques y más te esfuerces, mejores resultados podremos obtener y más rápido los alcanzaremos.

3 | ¿Cada cuánto tiempo tengo que venir a terapia?

Otra pregunta que habitualmente te hará tu paciente en terapia tiene que ver con el espacio entre sesión y sesión. Esta pregunta es habitual cuando la intención del paciente es ampliar el tiempo entre sesiones. Las razones de esta pregunta pueden ser varias:

  • Es su primera vez en terapia y no sabe cual es la frecuencia habitual.
  • Le supone un elevado coste económico acudir todas las semanas a terapia (es el más habitual).
  • Prefiere ir poco a poco y afianzando los cambios (esto es poco habitual y casi siempre en pacientes muy motivados).

Error Habitual ⇒ Ser inflexible en la frecuencia de las sesiones

Si eres inflexible con el espacio entre sesión y sesión, lo más probable es que consigas que tu paciente abandone la terapia. La empatía y la comprensión son dos herramientas fundamentales de todo psicólogo/a y si nos las llevas a cabo, tus pacientes se irán tarde o temprano.

Solución ⇒ Sé flexible sin que interfiera en el proceso de terapia

Lo que suele pasar cuando una persona es demasiado permisiva es que los demás suelen aprovecharse de ello. Por eso es muy importante que en terapia seas flexible pero teniendo siempre a la vista unos límites muy claros.

Acuerda unos intervalos entre sesión y sesión que sean aceptables para que el proceso sea efectivo y por supuesto, informa de las consecuencias de no seguir tu recomendación. En muchas ocasiones, el paciente querrá dilatar demasiado en el tiempo las sesiones y eso puede afectar a los objetivos terapéuticos.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Cada cuánto tiempo tengo que venir a terapia? Te lo digo porque una sesión a la semana se me hace mucho.

Terapeuta: Entiendo D., a veces las circunstancias no ayudan. Creo que lo más adecuado sería hacer las 3 o 4 primeras sesiones una vez por semana y luego ampliar a 15 días, 3 semanas, etc. Si no puedes así, podemos empezar cada 15 días, pero has de tener en cuenta, que de este modo, quizás la terapia no sea tan efectiva y necesitemos más sesiones para alcanzar tus objetivos.

Preguntas sobre el Precio o el Coste de las Consultas

4 | ¿Cuánto me va a costar la sesión / terapia?

Esta pregunta es una de las más usuales y aunque parezca sencilla de responder, la forma en que la resuelvas determinará en gran medida que el paciente vaya o no a tu consulta. La razón de esta pregunta es muy obvia: conocer las condiciones económicas del servicio que le estás ofreciendo.

Error Habitual ⇒ No tener un sistema de precios claramente definido

El error más habitual ante esta pregunta es la duda. Si tu mismo/a no tienes claro cuanto cuestan tus servicios, que tipos de pagos bonificados ofreces, etc. es muy difícil que tu paciente se fie de ti y por supuesto, puede llegar a pensar que le estás engañando.

Solución ⇒ Tener un listado de precios muy bien definido

Cada servicio que ofrezcas ha de tener un precio y unas condiciones que pueden variar en función de algunas circunstancias. Por ejemplo, si ofreces la terapia individual a 50€ y terapia de pareja a 60€ (y eres de los que cobran diferente si acuden dos personas o si acude solo una), habrás de tenerlo en cuenta. Ocurrirá lo mismo con todos los demás servicios que ofrezcas.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Cuánto me constarán las sesiones?

Terapeuta: El precio de la sesión estándar es de 50€, pero si contratas un bono de 5 sesiones cada sesión te saldría a 40€ y por tanto, pagarías 200€ por las 5 sesiones, ahorrándote 50€ (o una sesión). La única condición del bono es que tendrás que pagar los 200€ de golpe y por anticipado.

5 | ¿Me puedes hacer un descuento?

El motivo de esta pregunta puede parecer muy obvio, pero quizás no lo sea tanto. En una gran mayoría de casos el paciente hará esta pregunta porque su economía no le permite pagar con facilidad la terapia. En otras ocasiones, sin embargo, la razón es mucho menos positiva y tiene que ver con el “regateo” del precio, a pesar de que el paciente podría pagar sin problema el precio de la sesión o terapia.

Error Habitual ⇒ Negociar / Rebajar el precio ante una negativa

El peor error que puedes cometer es negociar o rebajar el precio de buenas a primeras. ¿Por qué?

Imagínate que llegas a una tienda de ropa y le dices al dependiente que si te rebaja el precio y sin pensárselo ni un instante, accede a ofrecerte un descuento ¿Qué pensarías?

Yo pensaría que tienen mucha necesidad de vender porque no tienen muchos clientes y con tal de vender hacen lo que sea. Pues eso es lo que probablemente piense tu cliente si le rebajas el precio sin más.

Solución ⇒ Investiga sus circunstancias más a fondo

A pesar de que este es un tema realmente complejo, puedes valorar sus circunstancias personales y si resulta que en realidad le vendría muy bien un descuento, valora aplicarlo. No obstante, si estipulas un precio es para cumplirlo.

Si quieres ayudar a la gente de forma altruista o ayudar a personas en paro o en riesgo de exclusión, crees un programa de terapia específico y con unas condiciones específicas e independiente del resto de servicios. Yo, hace años cree un programa de terapia gratis para que personas con problemas económicos pudieran acceder a un terapia completa.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Me puedes hacer un descuento?

Terapeuta: En principio, L. el precio de las consultas es el que te he comentado y no está sujeto a variaciones. No obstante, si tienes problemas económicos y no puedes pagar una terapia, puedes apuntarte al programa de terapia gratis (o bonificada) que ofrezco en mi web. Rellena el formulario y si cumples las condiciones del programa podrás acceder a la terapia gratis (o bonificada).

6 | ¿Si voy con mi pareja me constará más?

Esta es una pregunta casi exclusiva de la terapia de pareja. A mi personalmente es algo que me sorprendió desde el principio, ya que yo suelo cobrar por sesión y no por personas que acudan. Doy por supuesto, que muchos terapeutas cobran un precio diferente para terapia individual y para terapia de pareja.

Error Habitual ⇒ Cobrar en función del número de personas

Personalmente creo que es un gran error cobrar por personas y no por sesiones (o tiempo de estas). Es verdad que muchos terapeutas lo hacen, pero desde mi punto de vista es un práctica fraudulenta. ¿Por qué?

  • En otros muchos casos no se cobra por persona. Por ejemplo: madre / padre que acompaña a su hijo/a en una sesión; terapia familiar; entre otros.
  • Estás subiendo el precio en base a un criterio que a ti no te afecta a nivel profesional. El hecho de que haya más personas en la terapia, no significa que ello suponga un plus de tiempo o trabajo.

Solución ⇒ Cobrar un precio por sesión / tiempo.

Para mi, la única razón para aumentar el precio de una sesión es el tiempo. De esta forma será justo que el precio aumente, dado que aumenta tu tiempo de trabajo y por tanto, haya una persona o 5 en terapia, no habrá “ni trampa ni cartón”.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: Jorge, ¿si voy con mi pareja a terapia me costará más la sesión?

Terapeuta: No. Da igual que vengas solo, con tu pareja o con tu familia. El proceso de terapia es el mismo tanto si hay una persona como si hay 4 o 5. Tan solo te cobraré más por la sesión si en lugar de tener la duración normal, estamos el doble de tiempo. Pero en principio eso no debería ocurrir. No obstante, si nos pasásemos de la hora te avisaría antes para que pudieras decidir si seguimos o si lo dejamos para la próxima semana.

7 | ¿Cuándo te tengo que pagar? ¿Antes o después de la sesión?

No es igual pagar por un servicio antes de recibirlo que pagarlo una vez que lo has recibido. ¿Verdad que cambia?

Pagar por adelantado conlleva un nivel de confianza y un riesgo para el paciente mucho mayor que pagar una vez acabe la terapia. Si pagas una vez has recibido el servicio, tendrás la seguridad de pagar por algo, al contrario podría pasar que no llegases a recibirlo.

No obstante, ni mucho menos esta es la única razón para hacer esta pregunta. Puede que también te lo pregunte porque:

  • Es la primera vez que va a terapia y no sabe cómo se hacen los pagos.
  • Quiere preguntar sutilmente si por algún casual la terapia es gratis.

Error Habitual ⇒ No fiarte de tu paciente

Si no te fías de la gente ni de tus pacientes tienes un problema. Si no te fías de tu paciente, él/ella tampoco se fiará de ti tampoco y como el que paga el servicio es el paciente… te quedarás sin pacientes y por tanto, sin negocio.

Solución ⇒ Realiza un primer gesto de confianza

Es fundamental que fomentes la confianza en tu paciente y que no sea él quien tenga que depositarla previamente.

Existen situaciones en las que pagar por adelantado es casi obligado, como por ejemplo en la terapia online (el paciente no está presente y eso aumenta el riesgo de impago). No obstante, y como te decía antes, confiar en tus pacientes es un imperativo.

Por eso, la mejor solución para que pague por anticipado será ofrecerle una pequeña entrevista de 20 minutos y gratuita (no una sesión) para que sepa quién eres, qué haces, cómo trabajas etc. y luego que efectúe el pago por anticipado, antes de la primera sesión.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Cómo tengo que hacer para pagar? ¿Antes o después de la sesión?

Terapeuta: Normalmente, se paga al acabar la sesión, pero como en tu caso, la terapia es online el pago ha de hacerse por anticipado. No obstante, antes de la primera sesión, podemos hacer una pequeña entrevista gratuita y sin compromiso para que me cuentes tu caso y puedas saber cómo trabajo, qué posibilidades de terapia tienes, etc. De esta forma, antes de pagar podrás saber por qué vas a pagar.

Preguntas sobre la Terapia o sobre el Proceso Terapéutico

8 | ¿Cómo trabajas?

A menudo, los pacientes quieren conocer tus métodos o las técnicas que usas, ya sea para contrastarlas con las de otros profesionales o para asegurarse de que cumplen sus expectativas. Esta pregunta es muy habitual en pacientes exigentes, perfeccionistas y que han acudido ya a múltiples terapeutas.

Error Habitual ⇒ No explicarle de forma adecuada lo que haces

El paciente no espera que le digas que usas la Terapia Cognitivo-Conductual o la Sistémica. A menudo los psicólogos tendemos a usar esos términos con los pacientes y la verdad es que a ellos no les importa y en la mayoría de los casos, ni siquiera saben de que les estás hablando.

Solución ⇒ Explícale cómo tus métodos le pueden ayudar

Háblale a tu paciente en términos que pueda entender fácilmente y que por supuesto le den a entender que tus métodos o técnicas son efectivas para ayudarle. Usa un lenguaje más coloquial, más sencillo y explícale cómo le vas a ayudar en términos emocionales. Lo explicaré mejor con un ejemplo:

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Cómo trabajas?

Terapeuta: El proceso que sigo es este. Primero te pediré que me cuentes tu caso para conocer más a fondo tus circunstancias. Una vez que sepa lo que ocurre empezaremos a trabajar en aquellos aspectos que parecen afectarte más o en aquellos más importantes para ti. En ocasiones te pediré que hagas tareas aquí o que las hagas en tu casa para afianzar ideas. Por otro lado, es probable que en algún momento de la terapia te sientas mal, ya que hablaremos de cosas íntimas y difíciles de hablar. Pero no te preocupes, para que puedas sentirte bien, primero has de trabajar con aquello que te hace sentir mal…

9 | ¿En qué consiste la terapia?

Esta es la pregunta por excelencia de los que se estrenan en la terapia. El paciente quiere saber lo que va a ocurrir durante la terapia porque no tiene ni idea de lo que hace un psicólogo y mucho menos de cómo suceden las cosas dentro de la consulta.

Esta pregunta es mucho más relevante de lo que pueda parecer a priori. Lo más probable es que haya leído, haya escuchado o le hayan dicho que un psicólogo/a es una buena opción, pero aún así va a ciegas. Es decir, es un futuro comprador que no sabe lo que va a comprar, y por tanto, su confianza será, lógicamente, bastante baja.

Error Habitual ⇒ Primera sesión gratis

Todo un clásico en la psicología. “Primera sesión gratis” rezan montones de webs en internet. Y no funciona. En psicología nunca funciona como estrategia a largo plazo. ¿Por qué? Por estas razones:

  • Si algo es gratis tiene menos valor (“seguro que no tiene mucha gente”).
  • Puede generar desconfianza o sensación de cebo (“nadie regala nada”).
  • Pueden ir, probar y no volver más. Todo ello sin gastarse un euro.

Solución ⇒ Si te gusta pagas y sino, es gratis

La mejor solución para esta circunstancia es ofrecer una prueba con condiciones: si le gusta la sesión la paga y sigue la terapia, sino es gratis pero finaliza el proceso. De esta forma, puede saber en qué consiste la terapia y en caso de que no le guste, abandonarla sin compromiso alguno.

Estas son sus ventajas:

  • Al no se gratis, no se percibe como una pérdida de valor (si paga es porque trabajas bien).
  • No genera desconfianza ya que las condiciones son claras.
  • Puede ir, probar y no volver más, pero al asumir un compromiso contigo, es más probable que no ocurra.
  • No comprometes tus ingresos ya que si continua es pagando.
  • El paciente puede probar la terapia y saber en qué consiste sin compromiso.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: Nunca he ido a terapia ¿en qué consiste exactamente?

Terapeuta: Este es un tema difícil de explicar en palabras. Te propongo lo siguiente: vente a terapia un día y así sabes de qué va y cómo te sientes. Si al final de la sesión me dices “Jorge, esto no es para mi” o “no me siento a gusto” la sesión te sale gratis y dejamos la terapia ahí. Por otro lado, si al acabar valoras que te ha resultado útil y que te has sentido bien, me pagas esa sesión y fijamos una cita para otro día. De esta forma, puedes probar la terapia sin compromiso y no te verás obligado/a a pagar por algo que no conoces.

10 | ¿Eres de la corriente… (nombre de la corriente)?

Esta pregunta es habitual si a tu paciente le han recomendado acudir a un/a terapeuta de una corriente en particular. Por ejemplo: ¿eres humanista? es qué un amigo mio fue a un humanista y le fue genial.

*En este caso, existe también la posibilidad de que tu futuro paciente sea psicólogo/a. Bajo este principio, es muy lógico que quiera saber de qué corriente eres. Tenlo en cuenta. No obstante, me centraré en el otro caso.

Error Habitual ⇒ Decir que no y acabar la conversación

Un error muy habitual, sobre todo en psicólogos/as principiantes, es responder que no siguen una corriente determinada y finalizar la conversación por esa razón. De este modo se pierden muchos pacientes y muchas oportunidades de terapia.

Solución ⇒ Di que no e informa de cómo le puedes ayudar con la que tu sigues

No se trata de mentir. Si no eres humanista, no lo eres y punto. Pero eso no significa que no le puedas ayudar. Si le explicas a tu futuro paciente lo que haces, de manera que lo entienda y haciéndole ver que la corriente que sigas no lo es todo, quizás cambie de opinión ¿no?

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿eres humanista?

Terapeuta: La verdad es que no, P. Pero independientemente de la corriente que siga, mi objetivo es ayudarte a sentirte mejor. Si usamos la terapia humanista o la cognitiva no es tan relevante. (Aquí puedes añadir la explicación que usas para explicar cómo trabajas)

11 | ¿Me voy a curar con la terapia?

Es totalmente normal y aceptable que tu paciente quiera saber si la terapia le va a dar los resultados esperados. No es la primera vez que oigo a alguien decir que no cree en la psicología o que no cree que le pueda dar algún resultado. Una parte de la población es bastante escéptica con la terapia y por eso te harán esta pregunta.

Tu paciente quiere saber si se va a gastar su dinero en algo útil y que le ayudará a sentirse mejor.

*Nota: uso la palabra “curar”, porque es la que usa el paciente habitualmente.

Error Habitual ⇒ Plantear la “curación” como una finalidad

La finalidad es el fin con el que se hace algo o el motivo que lleva a hacer algo aunque no se llegue a conseguir nunca. Por ejemplo: mi finalidad en la vida es ser feliz.

Si tu finalidad en terapia es que una persona se “cure” o mejore al 100% puedes estar cometiendo un gran error, dado que la responsabilidad de la “curación” no es sólo tuya, sino compartida con el paciente.

Solución ⇒ Establece objetivos consensuados con tu paciente

Un objetivo es un resultado o meta perfectamente alcanzable. Establecer objetivos terapéuticos consensuados con tu paciente será clave para la mejora de tu paciente.

Por tanto, para responder a esta pregunta, será fundamental que te centres en los objetivos y no en la finalidad última de la terapia. Veamos un ejemplo.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿me voy a curar con la terapia?

Terapeuta: No te puedo asegurar que no volverás a sentir malestar en tu vida, porque si lo hiciera O., te estaría engañando. Lo que si que te puedo asegurar es que si marcamos una serie de objetivos y trabajamos mano a mano para alcanzarlos, te sentirás mucho mejor y a la larga, serás mucho más capaz de enfrentarte a todo eso que te genera malestar.

Preguntas sobre cosas que le afectan al Paciente

12 | ¿Nadie se enterará de lo que te cuento verdad?

Quizás, la pregunta más importante que te pueda hacer un paciente es esta. Claramente y sin lugar a dudas, te está poniendo a prueba, y en concreto, a una prueba que tienes que superar con sobresaliente alto.

Quiere saber si tu consulta es un entorno adecuado para abrirse y compartir contigo sus secretos más íntimos, aquellos que nunca reveló a nadie.

Error Habitual ⇒ No dejar esto lo suficientemente claro

En este caso, el error más común suele ser NO responder a esta pregunta de una forma suficientemente clara y aseverativa. Todos los psicólogos sabemos que el secreto profesional es una obligación que no admite excepciones y por supuesto, los pacientes también lo saben.

Si no dejas suficientemente claro a tu paciente que aplicarás el secreto profesional a raja tabla es muy probable que desconfíe y no vaya a tu consulta.

Solución ⇒ Incidir en el secreto profesional, la confidencialidad y la LOPD

La solución a esta pregunta pasa por incidir en que la aplicación del secreto profesional será estricta y que no habrá ningún tipo de fisuras. Del mismo modo, y dado que en psicología la Ley de Protección de Datos es un imperativo total, el uso de documentos para protección de datos puede ser un extra interesante para afianzar la confianza del paciente.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: ¿Nadie se enterará de lo que hablamos aquí, verdad?

Terapeuta: De ninguna manera, L., los psicólogos tenemos deber de secreto profesional y estamos obligados a mantener la confidencialidad terapeuta-paciente. Salvo que tu me des permiso expreso para comunicarle algo a un familiar o amigo, yo seré una tumba. Es más, si alguien me pregunta si acudes a consulta, mi respuesta será que no lo sé y que no tengo esa información. Por otro lado, antes de empezar la terapia, firmaremos un documento de protección de datos, para que todo lo que digas en consulta y tus datos personales y de salud permanezcan a buen recaudo y nadie pueda acceder a ellos.

13 | ¿Me vas a decir quien soy o lo que tengo que hacer?

Es más que probable que si tu paciente te hace esta pregunta quiera saber si vas a darle una serie de “recetas” o “pastillas”, que le ayuden rápidamente a sentirse mejor. Dicho de otro modo, tu paciente querrá saber si todo el trabajo lo harás tú y él/ella simplemente será un mero espectador de la película de su vida.

Error Habitual ⇒ Opinar sobre un paciente o decir a un paciente lo que tiene que hacer

Si opinas sobre tu paciente (en lugar de emitir juicios profesionales) o si le dices que camino debe seguir para sentirse bien, la responsabilidad de su vida, de su mejora o empeoramiento y de sus cambios es tuya y no de tu paciente.

*Nota: si le dices a tu paciente lo que tiene que hacer y le sale mal, puede que te lo eche en cara y te haga ser el culpable de tal decisión.

Un psicólogo/a no es quien para decirle a su paciente quien es o lo que tiene que hacer con su vida. Eres un terapeuta, un guía, un facilitador… pero nunca un gurú o un predicador.

Solución ⇒ Su vida, su responsabilidad

En psicología es fundamental que el paciente sea el agente activo de su propio cambio, porque además de disminuir las recaídas, estarás fomentando su autonomía, su autoconocimiento, su autoconfianza, su autoeficacia, etc.

Hay un refrán que dice: “no me des pescado, enséñame a pescar”. Eso es la psicología, enseñar a vivir de una forma adecuada y adaptativa, no decirle a alguien cuál es el mejor camino a seguir.

Ejemplo de Respuesta Adecuada

Paciente: Jorge, ¿me dirás cómo soy y/o lo que tengo que hacer?

Terapeuta: No. Eso es algo que tu misma has de descubrir F. Mi trabajo como psicólogo es ayudarte o guiarte para que tomes la mejor decisión posible y que seas tú quien construya un autoconcepto sólido. Si a lo largo del proceso esperas que opine sobre lo que haces o sobre cómo lo haces, esta no es la terapia que necesitas. Yo valoraré profesionalmente tus actos y te ayudaré a reflexionar, pero no te diré como ser o que pasos dar en tu vida.


¿Tienes alguna duda o sugerencia o hay alguna pregunta que no haya incluido en este artículo y no entiendes cómo se me ha podido olvidar? Déjame un comentario en este mismo post y te prometo que te responderé cuanto antes.

Si te ha gustado esta artículo te agradecería que la compartieras en las redes sociales con tus colegas psicólog@s. Gracias de antemano 🙂

Lectura Recomendada

Acerca de Jorge Fresco

¡Hola! Soy Jorge Fresco y soy psicólogo y ejerzo la psicología desde hace más de 6 años, soy experto en formación para psicólogos y especialista en marketing digital. Si eres psicólogo/a te ayudaré a emprender, a formarte de una manera más práctica y a convertir el marketing en un gran aliado para que consigas clientes

Rating: 5.0. From 6 votes.
Please wait...

Blog sobre Emprendimiento, Práctica Clínica y Marketing Digital para Psicólogos

2 comentarios de “Las Preguntas más habituales de un Paciente antes de acudir a Terapia contigo [y cómo responderlas]

  1. SARA dice:

    Gracias Jorge, me ha encantado el artículo. Hay algunas preguntas del artículo que me hacen habitualmente y creo que respondo de forma bastante adecuada, pero en otras me has ayudado mucho. Gracias!

    • Jorge Fresco dice:

      Hola Sara! Muchas gracias por tu comentario. Me alegra mucho haberte servido de ayuda. La verdad es que hice una selección de las preguntas más habituales que me hacen a mi y es seguro que a otros muchos profesionales.

      ¿Hay alguna pregunta Sara que creas que es importante y que no haya incluido?

      Un fuerte abrazo y muchas gracias por tu aportación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *